Excelencia operacional en tiempos de Covid-19

Por  Dr. Jorge Román Gárate / Dubai | 17 de Abril de 2020. El Dr. Román es profesor invitado del BPM Center.

“Los líderes de las organizaciones deben mantener la continuidad operativa del negocio, lo cual se ha transformado en un tremendo desafío especialmente en nuestras empresas latinoamericanas” 

Día a día las noticias nos informan de las diversas medidas sistemáticas que han ido tomando la mayoría de los gobiernos en todas partes del mundo, para contener, mitigar y gestionar las crisis de salud, social y económica derivadas del Covid-19. Crisis que trae consigo importantes desafíos empresariales para aliviar su impacto comercial a nivel global. Todos sabemos que esta pandemia ha afectado a diversas industrias tales como la automotriz, turismo, retail, minería, y aeronáutica. Por lo que uno de los grandes desafíos que enfrentarán las empresas será que cada organización incorpore un valor agregado en su gestión operacional.

En este escenario actual, las empresas desempeñan un papel fundamental, como actores clave de la economía, las organizaciones tienen una responsabilidad con la sociedad que se materializa en ejecutar una adecuada gestión integral.

Por lo tanto, desde el punto de vista operacional, organizaciones públicas y privadas, deberían estar enfocadas en mantener activa la operación y que no se rompa la cadena de suministros ya que muchas de ellas son de vital importancia para nuestra sociedad.

Una de las áreas críticas para el éxito del negocio durante épocas de crisis es la eficiencia de la cadena de suministros: la red de personas, tecnología, actividades, información y recursos involucrados en movilizar un producto o servicio desde su creación hasta que se pone a disposición del cliente.

La satisfacción de los clientes, que es el objetivo central de una empresa en un mercado abierto competitivo, solamente estará asegurada por la excelencia en los procesos y su adecuada articulación por parte de sus integrantes. Conseguir la excelencia operacional a través de la correcta gestión estratégica desdoblada en los procesos de negocio es fundamental para lograr la satisfacción permanente de los clientes.

“Articular la planificación estratégica en los procesos de negocio es relevante para cualquier tipo de organización que quiera mejorar sus servicios o productos”

En estos periodos de dificultad es necesario que las empresas tomen las riendas y adopten decisiones ágiles, que tengan en cuenta el horizonte temporal y hagan sostenible la actividad, todo ello en un entorno volátil, con mucha incertidumbre y cambiante. Articular la planificación estratégica en los procesos de negocio es relevante para cualquier tipo de organización que quiera mejorar sus servicios o productos que ofrecen a sus clientes y grupos de interés de una manera más ágil, pero durante y después la pandemia, podremos ver que las organizaciones que venían trabajando de una manera sistemática en buscar la excelencia operacional, se podrán diferenciar de aquellas, que ahora recién intentarán levantar, diagramar, medir, controlar y mejorar sus procesos.

Por lo tanto, los líderes de las organizaciones deben mantener la continuidad operativa del negocio, lo cual se ha transformado en un tremendo desafío especialmente en nuestras empresas latinoamericanas. A través de la excelencia en las operaciones, las empresas no sólo reducen los costes, sino que también pueden mejorar el desempeño financiero en términos significativos y cuantificables, así como adaptarse de forma rápida y adecuada a los cambios en su entorno. No obstante, la capacidad última de la excelencia operacional es que permite a las empresas mantener el rendimiento independientemente de lo que ocurra en la economía global.

De hecho, los estudios de Accenture sobre anteriores crisis económicas han descubierto que cuando finaliza la recesión, las empresas que lideran su sector son aquéllas que han aplicado de forma habitual prácticas asociadas con la excelencia operacional. (Mark O. George, 2011)

“Las organizaciones que sean capaces de ser ágiles en su gestión integral tendrán mayores oportunidades de salir adelante y con menos traumas”

Las organizaciones ágiles logran ser más rápidas que sus competidores, por su mejor adaptación a los cambios de entorno, entendiendo que pocas organizaciones estarían preparadas para un drástico cambio como el que estamos viviendo, y a las necesidades de los clientes (cliente internos y externos). Las organizaciones que sean capaces de ser ágiles en su gestión integral tendrán mayores oportunidades de salir adelante y con menos traumas de lograr recuperar sus ventas, sus clientes, posicionamiento de mercado, reducción de “retrabajo”, entre otras.

Fuente: https://elcorreo.ae/economia/excelencia-operacional-en-tiempos-covid-19