Departamento de Informática celebra 40 años de historia

Fuente: Noticias. usm

Durante este periodo, la unidad académica ha formado más de dos mil profesionales que se desempeñan en Chile y el extranjero, en distintos proyectos, empresas e instituciones.

Mediante un repaso por sus principales hitos, el Departamento de Informática de la Universidad Técnica Federico Santa María celebra sus 40 años de existencia, en los que ha logrado fortalecer su quehacer de excelencia, formando a más de dos mil profesionales, a nivel de pregrado y postgrado, y desarrollando investigación del más alto nivel.

Al respecto, Carlos Castro director de la Unidad Académica, señala que “todos nuestros hitos y logros han permitido que al cabo de estos 40 años el Departamento se encuentre consolidado con actividades en Valparaíso, Vitacura y San Joaquín, lo que nos ha mantenido trabajando en un plan bien ambicioso pensado en un horizonte de 10 años, al 2030, y que estamos echando a andar en estos momentos para dar un salto aún más importante en Chile”.

“Nuestro plan de desarrollo tiene que ver con dar un nuevo impulso en cómo aportamos a la sociedad en tiempos donde todo está pasando por las tecnologías de la información y las comunicaciones. Sin ir más lejos, dada la contingencia actual, es imposible imaginar lo que sería el trabajo o el día a día sin las tecnologías, por lo tanto, sólo veo que como Departamento debemos responder a estos desafíos. Tenemos un déficit de profesionales y eso nos propone seguir contribuyendo en la formación de recurso humano calificado para enfrentar los desafíos que se han estado construyendo desde la nueva sociedad”, agrega Carlos Castro.

Con una planta académica de 29 profesores jornada completa; 17 en Campus Casa Central Valparaíso y 12 en los Campus San Joaquín y Vitacura; y 63 profesores jornada parcial; 32 en Campus Casa Central Valparaíso y 30 en los Campus San Joaquín y Vitacura, el Departamento guía en su desarrollo profesional y académico a más de mil estudiantes en pregrado y casi doscientos en postgrado.

Inicios y crecimiento

El desarrollo de la Ingeniería Informática en la USM comienza con la creación en 1963 del Centro de Computación, debido al significativo desarrollo de los computadores y de la ciencia de la computación, además de la posterior adquisición en noviembre de 1964 del primer computador de la Universidad, un IBM-1620. De esta manera, se concreta la puesta en marcha de un Centro de Computación Universitario pionero en el país, que tenía carácter de una unidad prestadora de servicio, mientras que la docencia e investigación en computación era ofrecida por la Facultad de Matemáticas y Física.

Con una participación destacada del profesor Wolfgang Riesenkönig, en 1967 se crea la Asociación Chilena de Computación y Tratamiento de la Información (ACHITI) con el propósito de facilitar el intercambio de experiencias en el área de computación en Chile y un año después, con el patrocinio de la asociación, se organiza en nuestra Universidad el “Primer Encuentro Nacional de Computación”, marcando así el inicio de la sociedad chilena en torno a esta disciplina emergente.

Fueron estos hitos los que dieron paso a la creación en 1972 del Departamento de Computación como una unidad académica para impartir docencia en las ingenierías tradicionales, y que en 1980 pasaría a llamarse Departamento de Informática como una integración entre el Departamento de Ciencias de la Computación y el Departamento de Economía y Administración, lo que marca el sello de informática en la Casa de Estudios.

“A comienzos de los años 80 se contaba con computadores de la Dirección de Servicios Computacionales Académicos (DISCA), que disponía de terminales de minicomputadores como el DEC-2020, donde se podía programar en línea, a diferencia de los años previos cuando se programaba en tarjetas perforadas, y los resultados de los programas se tenían de un día para otro”, comenta José Lino Contreras, profesor del Departamento de Informática desde 1983.

En los inicios de la carrera de Ingeniería Civil Informática (ICI), en 1981, las clases se realizaban generalmente en forma de exposiciones con apoyo de pizarrones o proyectores de transparencias, que eran muy pesados y consumían mucha electricidad. Como no había internet, los profesores imprimían apuntes, guías de ejercicios o certámenes en la máquina “Ditto”, basada en una matriz que se hacía con una máquina de escribir y luego se aplicaba alcohol para transcribir lo escrito a papel.

“Recién a mediados de los años 80 empezamos a adquirir más computadores personales, que en esa época eran muy caros, entre 3000 y 4000 US$ cada computador, y así se fueron creando laboratorios para los estudiantes. Ya en los noventa se hizo más común el internet y el acceso a recursos de información en la web, pudiendo disponer con ello de grandes cantidades de material de estudio. El DISCA pasó a ser también un aliado importante, aportando recursos centralizados para fines académicos. Además, empezamos a utilizar proyectores de texto e imagen que se conectaban directamente a la salida de computadores personales, los cuales fueron cada vez más accesibles a profesores y algunos alumnos”, detalla José Lino Contreras.

A comienzo de los noventa se crea también el programa de postgrado Magíster en Ciencias de la Ingeniería Informática (MII), que luego se vio complementado con el Doctorado en Ingeniería Informática (DII) en 2003 y el Magíster profesional en Tecnologías de la Información (MTI). Con esta oferta en marcha se completa la formación de pregrado y postgrado, distinguiendo en la carrera de Ingeniería Civil Informática y MTI la obtención de acreditación máxima que otorga Chile.

En términos de proyectos, la Feria de Software sin duda ha sido uno de los que ha contribuido en el posicionamiento del Departamento y la disciplina, una innovación académica que nace de la mano de la profesora y exalumna Cecilia Reyes. “Esta iniciativa comienza en 1992 tras una conversación con Luis Hevia. Recuerdo perfecto que estábamos en un rincón de laboratorio cuando se nos ocurre la idea de que los estudiantes desarrollen un proyecto de innovación en base a la tecnología y nunca pensamos el impacto que tendría. Hoy gracias a los propios estudiantes de la Feria de Software se perfecciona cada año y se ha replicado en otras instituciones con el apoyo de exalumnos que trabajan como docentes, lo que nos pone muy contentos”, explica Reyes.

Asimismo, el Departamento cuenta con una reforzada línea de investigación, donde se desarrollan proyectos en el área de Computación Científica e Inteligencia Computacional, Informática Teórica, Arquitectura e Ingeniería de Software y Sistemas de Computación y Bases de Datos, lo que permite cada año más de 20 publicaciones en revistas especializadas y libros.