USM desarrolla iniciativas para fomentar participación de mujeres en ingeniería y ciencias

Charlas y seminarios, vías de ingreso especial y acciones conjuntas con otras instituciones son parte de los programas y actividades que la Casa de Estudios lleva adelante para potenciar este importante fin.

Según informes de diversas consultoras y organizaciones como el Foro Económico Mundial, gran parte de la transformación económica y social que se experimentará en los próximos años irá de la mano del impacto que los avances en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) puedan producir en el desarrollo sostenible y crecimiento inclusivo del planeta.

No obstante, en la actualidad, y de acuerdo a datos de la Unesco, solo el 35% de personas matriculadas en carreras de esta área a nivel global son mujeres. Es por ello que, con el fin de contribuir a revertir esta situación y generar equidad en dicho ámbito, la Universidad Técnica Federico Santa María desarrolla diferentes iniciativas para fomentar la participación femenina en ingeniería y ciencias.

A través de su vía de ingreso especial para mujeres líderes, la Casa de Estudios favorece el acceso de jóvenes egresadas de enseñanza media de hasta 1 año previo a su postulación y que se destaquen en áreas de desarrollo a nivel nacional o internacional como Innovación, emprendimiento, liderazgo, responsabilidad social y medio ambiente, deportes, talento artístico y talento científico o TIC.

Por este medio, quienes cumplan con los requisitos de postulación pueden acceder a cualquier carrera de la Institución, debiendo rendir la Prueba de Transición Universitaria sin importar el puntaje obtenido.

María Pilar Gárate, Directora de Educación Online y coordinadora del Programa Mujeres en Ingeniería de la USM, explica que esta vía de admisión especial nació con la idea de “potenciar el ingreso de mujeres en áreas de ingeniería y valorar a estudiantes que dentro de su historia escolar hayan realizado actividades relevantes, como participación en concursos de innovación, liderar clubes, iniciativas, etc.”.

Motivada tras participar en una charla realizada en su liceo, en Coyhaique, Gloria Albornoz decidió postular al proceso 2020 del programa, dada su participación como voluntaria en el Centro Rehabilita, de la misma ciudad, orientado al apoyo transdisciplinar a personas en situación de discapacidad, razón por la que envió su carta de motivación y hoy cursa el segundo semestre de Ingeniería Comercial en el Campus Vitacura de la Universidad.

“Siempre me ha gustado la idea de cómo funcionaba el comercio. Me gusta mucho la carrera, creo que el área comercial siempre tiene un lugar donde estar y creo que puedo potenciar mi lado social. Me gusta el método que tienen de dar esta posibilidad de ingreso, que sigan haciendo actividades para los futuros sansanos, y que inculquen que la ingeniería no es solo para hombres, sino para todo el mundo”, explica.

Gloria, al igual que todas las alumnas que ingresaron por el programa, superaron exitosamente el primer semestre 2020, aprobando todas sus materias, cuenta el Director de Admisión de la Casa de Estudios, Christopher Nikulin, agregando que “de todas nuestras vías especiales de ingreso, las mujeres líderes han mostrado los mejores resultados, estamos muy contentos”.

Equidad para la diversidad

Respecto al panorama general de las mujeres en la ingeniería, la coordinadora de mujeres en ingeniería de la USM explica que “la participación todavía es muy baja, y ya desde la educación primaria, las niñas están más inclinadas a elegir carreras del área de biología, áreas más dadas al cuidado. Esto, debido a la baja presencia de mujeres y la inexistencia de referentes femeninos con los cuales se puedan identificar, prácticamente no se nombran mujeres científicas en los libros de textos escolares, no aparecen en la historia, no se mencionan los avances tecnológicos de los que han sido responsables y por tanto resulta ser un área poco amigable para las niñas. Cambiar esto es importante, porque las mujeres aportamos desde una perspectiva distinta, que amplía, por ejemplo, en las áreas de ciencia y tecnología, las posibilidades de innovación”.

“Las pruebas que se hacen para los cinturones de seguridad, por ejemplo, se han hecho tradicionalmente pensando en maniquíes con tamaño y peso de hombres, por eso las mujeres tienen una tasa de accidentabilidad mayor, hay elementos en el diseño de los automóviles que no está pensado para mujeres, que hoy son la mitad de ese mercado”, explica Gárate.

En la misma línea, la también profesora del Departamento de Industrias señala que “Somos las instituciones de educación superior las que debemos ayudar a que ocurran estos cambios, como USM tomamos como misión ayudar a disminuir las brechas de género”. En ese sentido, además del ingreso especial para mujeres líderes, la Universidad realiza charlas en establecimientos de educación media, organización de seminarios, encuentros y cooperación con otras organizaciones para llevar a cabo más actividades que apunten a este objetivo.

Durante el 2020, el tradicional seminario de Mujeres en Ingeniería fue desarrollado por medio de diversos webinar, que iniciaron en abril con la celebración del Día de las Niñas en las TIC. En tanto, la Casa de Estudios, junto a un consorcio de 14 universidades latinoamericanas y europeas, se encuentra ejecutando el proyecto denominado “Building the future of Latin America: engaging women into STEM (W-STEM)”, iniciativa que busca potenciar la atracción, retención y acompañamiento de mujeres en estas áreas.

Esta iniciativa contempla la asesoría de instituciones de educación superior de países pertenecientes la Unión Europea que ya han realizado campañas de este tipo para aumentar el número de mujeres que eligen la ciencia o la tecnología como carrera. Asimismo, este año comenzó una nueva versión del programa “Mujeres con luz propia” que impulsa la USM en Viña del Mar junto a la empresa Chilquinta, ciclo de charlas que incentiva a alumnas de enseñanza media a cursar estudios superiores ligados al mundo de la ciencia y la tecnología, y en específico al ámbito eléctrico.

(Fuente:Noticias USM)