Gemelos digitales para la cadena de suministro inteligente

Por Marcos Alexandre Lopes, Líder de Industry X para Accenture Hispanoamérica

La pandemia ha puesto a prueba las cadenas de suministro. Un acontecimiento de esta envergadura -y mucho menos su impacto- es difícil de prever. Sin embargo, hoy los gemelos digitales inteligentes pueden ayudar a las organizaciones a prever el futuro.

En pocas palabras, un gemelo digital es un modelo digital de un objeto, proceso o sistema físico. Pueden utilizarse para supervisar, analizar y simular sus homólogos físicos. Esto puede proporcionar una valiosa información a las empresas, ayudándolas a predecir posibles problemas a lo largo de su cadena de suministro en un entorno digital y a encontrar formas de mitigar los problemas antes de que se produzcan. Esto podría incluir todo, desde cómo se ve afectado el flujo de mercancías de entrada y salida en caso de que algo falle a lo largo de la cadena, qué acciones son necesarias para recuperarse y, lo que es más importante, cuál es el impacto financiero.

El reto es que, cuando se produce un acontecimiento como éste, no sólo hay que preocuparse de los procesos propios. También hay que estar atentos a otras organizaciones, socios de prestación de servicios e incluso gobiernos que podrían verse afectados.

El verdadero momento de cambio para las empresas es cuando los gemelos digitales se unen para formar más «gemelos inteligentes», ya que se puede empezar a construir una imagen más amplia. Esto está empezando a suceder gracias a la proliferación del internet de las cosas (IoT) y la conectividad en la nube. Los líderes en este campo están creando modelos casi en tiempo real de fábricas enteras, ciclos de vida de los productos y una visión integral de las cadenas de suministro que las alimentan. Esto no sólo crea una mayor resiliencia al negocio, sino que también abre nuevas oportunidades.

El potencial de estos gemelos inteligentes es enorme. Sin embargo, las organizaciones tienen que superar varios obstáculos para hacerlos realidad. El mayor es, sin duda, el de los datos, que a menudo se encuentran en silos y dificultan la obtención de una visión completa. Este es un reto particular cuando se crean gemelos digitales de las cadenas de suministro, ya que los conocimientos valiosos provienen de tener una visión de extremo a extremo.

Las organizaciones deben colaborar con los socios para asegurarse de que disponen de APIs seguras que les permitan interactuar, un acuerdo mutuamente beneficioso. Y las empresas que adquieran máquinas o dispositivos conectados de diferentes proveedores deben asegurarse de que los problemas de interoperabilidad de los datos no les impidan vincular estos sistemas a través de la nube. Una vez que las organizaciones disponen de la base de datos, el siguiente reto es hacer uso de ella. Se están desarrollando nuevos servicios y plataformas basados en la nube para salvar este vacío y ayudar a las empresas a obtener información en tiempo real.

Cuando salgamos de la pandemia, las cadenas de suministro se pondrán a prueba más que nunca, ya que la recuperación de la economía creará un aumento sostenido de la demanda de servicios y capacidad de transporte. Las tecnologías de gemelos digitales serán clave en este sentido, ya que ayudarán a las empresas a prever cómo y cuándo volverá la demanda, y a reaccionar eficazmente ante las interrupciones cuando aumente la demanda de bienes por parte de los consumidores.

Fuente: americaretail, 11-03-22